Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico en Santiago

Mª del Carmen Souto Fraga

Fisioterapeuta Colegiada Nº 795


CITA ONLINE 

 


¿Qué es el suelo pélvico?


Es un conjunto de estructuras, músculos y ligamentos que tapizan la zona perineal en su parte más inferior. Dentro de sus funciones podemos destacar: sostener las vísceras pélvicas en su posición correcta, asegurar la continencia urinaria, de heces o gases, función expulsiva en el parto y la función sexual.




¿Qué es la disfunción del suelo pélvico?

La disfunción del suelo pélvico hace referencia a una amplia variedad de trastornos que afectan la zona de la pelvis, pueden ser musculares, neurológicos o de otro tipo.
Un suelo pélvico debilitado puede provocar incontinencia urinaria, prolapsos de órganos pélvicos (vejiga, recto, útero), dolor pélvico y /o lumbar, problemas defecatórios o disfunción sexual.


Fisioterapia suelo pelvico

Beneficios de la fisioterapia del suelo pélvico

Conseguimos una recuperación más rápida corporal y del suelo pélvico en el post parto, contando con diferentes medios físicos y ejercicios, mejorando la diástasis, la postura y la recuperación de cicatrices y de los músculos perineales.

Ayuda en la preparación al parto, pues aprendemos a coordinar la postura, la respiración, diferentes posturas de parto. También trabaja el tejido perineal intentando evitar desgarros y episiotomía facilitando así el parto y la salida del bebé.
Mejora los prolapsos de tipo I y II. Previene y trata el descenso de los órganos pélvicos.

Ayuda a preparar el tejido para cirugías uroginecológicas y en el postoperatorio favorece la recuperación y que los resultados se mantengan en el tiempo.

Mejora y prepara el suelo pélvico en mujeres que quieren quedarse embarazadas o que vayan a realizar deportes de impacto.

En la menopausia mejora la lubricación y ayuda a fortalecer la musculatura perineal para evitar perdidas de orina.

Mejora la función sexual, para que esta sea satisfactoria y sin dolor durante el acto sexual.

Las patologías que se tratamos en fisioterapia del suelo pélvico son:

 Incontinencia urinaria
 Prolapsos: vejiga, recto, útero
 Dolor perineal y miofascial 
 Cicatrices abdominales y ginecológicas
 Diástasis abdominal 
 Dolor pélvico crónico
 Disfunciones sexuales: dolor al tener relaciones, vaginismo, anorgasmia
 Tratamiento pre y post quirúrgico de las cirugías uroginecológicas
 Embarazo: edema, dolor muscular y articular, pubalgia, coccigodinea, preparación del tejido perineal para le parto
 Acondicionamiento post parto (global y el suelo pélvico) 
 Hipopresivos: clases individuales y en grupos


Disfunción suelo pélvico

¿Tengo disfunción del suelo pélvico?


Una mujer debe sospechar de que padece de disfunción del suelo pélvico si padece más de dos de estos factores:
- Partos vaginales
- Realiza deporte de impacto (correr, saltar...)
- Trabaja de pie o cargando pesos
- Padece de sobrepeso
- Siente dolor en las relaciones sexuales
- Es deportista profesional
- Orina más de 8 veces al día
- Padece ganas repentinas de orinar y a veces no llega
- Despierta por la noche más de una vez para orinar
- Sufre de pérdidas de orina sin que se de cuenta
   - Padece pérdidas de orina al reír, toser, saltar...
- Cuenta con dolor pélvico crónico
                                                                                                                                                                      - Tiene familiares directos con incontinencia urinaria

                                                                                                                                                                            - Sufre de infecciones de orina recurrentes

          Si presenta más de dos de estos factores, puede que tenga una disfunción de su suelo pélvico. Le invitamos a que solicite una cita para una primera valoración,


¿Qué técnicas utilizamos en Fisiocenter para la recuperación del suelo pélvico?


  1. En primer lugar realizamos una historia clínica, uroginecológica y obstétrica
  2. Pasamos seguidamente a una exploración física, en la que observaremos: postura, grupos musculares que influyen en el suelo pélvico, exploración externa vulvar y exploración intracavitaria
  3. Tratamiento del dolor liberando puntos dolorosos
  4. Concienciación anatómica de la zona perineal
  5. Corrección postural y equilibrio de fuerzas
  6. Electroterapia: buscando relajar o tonificar y aliviar el dolor
  7. Biofeedback-es un aparato que objetiva y detecta la contracción y como esta se realiza, sirviéndole de guía visual y auditiva a la paciente
  8. Entrenamiento de la musculatura y ejercicios dirigidos
  9. Masoterapia perineal y terapia miofascial
  10. Liberación y estiramiento muscular
  11. Entrenamiento conductual de la alimentación y micciones
  12. Ejercicios abdominales hipopresivos (sistema Low Pressure Fitness)
  13. Familiarización y utilización de dispositivos como las bolas chinas o los conos vaginales o biofeedback
  14. Drenaje linfático manual en el tratamiento de edemas

Ejercicios Kegel

Ejercicios de Kegel, una forma de fortalecer su suelo pélvico


          Los ejercicios de Kegel fueron desarrollados en la década de los 40 por el Dr. Kegel. Se trata de unos ejercicios basados en la contracción voluntaria de la musculatura del suelo pélvico para mejorar los síntomas de incontinencia urinaria. Aun a día de hoy, son ampliamente utilizados como complemento a las disfunciones de suelo pélvico, para mejorar la falta de tono muscular.

          Si realizas estos ejercicios de forma repetida, incrementarás la fuerza y la resistencia de tu musculatura perineal, con lo cual estarás evitando o mejorando los síntomas de incontinencia urinaria y/o fecal, así como otras disfunciones asociadas a un suelo pélvico debilitado.

          Está ampliamente demostrado que los ejercicios de Kegel son una herramienta eficaz para fortalecer el suelo pélvico pero, si estos van unidos a la fisioterapia, que actúa a nivel de la corrección postural y fortalecimiento de otros músculos que ayudan a mantener la musculatura de suelo pélvico en su debido lugar y fortalecida, se consiguen unos resultados muy buenos y a muy largo plazo; de no ser así no se trabajaría la raíz del problema.

          Pero no son tan sencillos de realizar y a algunas mujeres les resulta un poco complicado localizar y contraer esta musculatura.

          Para realizar los ejercicios de Kegel también hay muchos ejercitadores de Kegel que fueron desarrollados para ayudar en su ejecución, actuando como biofeedback.
Beneficios Kegel

Beneficios de los ejercicios de Kegel


 Mejora de la calidad muscular del suelo pélvico en pre y post parto o en cirugías uroginecológicas.

 Ayuda a compensar las presiones dañinas de ejercicios hiperpresivos, como los abdominales convencionales, el crossfit, ejercicios que causan impacto en el suelo pélvico...

 Mejora el tono muscular en la menopausia.

 Recupera y mejora el control de los esfínteres en casos de incontinencia urinaria, urgencia miccional, incontinencia fecal...

 Mejora la intensidad de las sensaciones en las relaciones sexuales.

 En caso de prolapsos o post histerectomía, mejora el tono muscular.

Inconvenientes de los ejercicios de Kegel


 Los ejercicios de Kegel sólo ejercitan la fuerza, no el tono, y dicha musculatura necesita un trabajo de fuerza, resistencia y tono.

 Sólo ejercitan el 20% de los tejidos del suelo pélvico.

 Recuerda que abusar de estos puede causar el efecto contrario


¿Cuándo no están indicados los ejercicios de Kegel?


          En los casos en que se presente exceso de tono muscular, como es el caso del vaginismo, en hipertonía de la musculatura o al tener dolor al tener relaciones sexuales con penetración. Al realizarlos con este tipo de problemas solo agravaríamos y congestionaríamos más dicha musculatura.

          En nuestra clínica, nuestras fisioterapeutas se encargarán de realizar una valoración del suelo pélvico de forma personalizada, buscando cuál es la problemática, las zonas débiles, la descompensación postural, posibles asimetrías en el movimiento... entre otras muchas disfunciones, y adaptando y pautando los ejercicios y la forma de realizarlos a cada paciente.

Diástasis abdominal

Programa específico para recuperar la diástasis abdominal


En Fisiocenter en Santiago de Compostela hemos desarrollado un programa específico, completamente individual y focalizado a cada paciente para recuperar la diástasis abdominal.


¿Qué es la diástasis abdominal?


          La diástasis abdominal es la separación de los músculos rectos abdominales, aquellos que son responsables de mantener la buena postura las vísceras abdominales en su sitio. Durante el embarazo, estos músculos se separan para dejar espacio al bebé y, en algunas ocasiones, tras dar a luz, estos músculos no vuelven correctamente a su sitio por lo que se crea una especia de "socavón" y abombamiento en nuestro abdomen.

          La diástasis abdominal es una dolencia mucho más común de lo que creemos ya que diversos estudios demuestran que una de cada tres mujeres que dan a luz la padecen.


Diástasis

¿Cómo puedo saber que sufro de diástasis?


          Una mujer puede saber si sufre de diástasis abdominal realizando un simple ejercicio. Tumbada en el suelo, con las piernas flexionadas pondremos la yema de los dedos sobre la línea alba con el abdomen relajado y valoraremos la parte superior al ombligo y la inferior, siguiendo dicha línea.

          En ese momento levante la cabeza y un poco los hombros del suelo y si siente que se hunden los dedos y se separan los rectos abdominales, es posible que sufra una diástasis.

          En este caso lo ideal es que acuda a un profesional para que valore la diástasis y también la función del suelo pélvico que, muy posiblemente esté debilitado.

          Esta maniobra no debe hacerse antes de completar los seis meses del nacimiento del bebé ya que el organismo necesita un tiempo razonable para poder volver a la normalidad.


Incontinencia hombre

Fisioterapia en suelo pélvico masculino
(Incontinencia urinaria masculina)


        Una de las modalidades de tratamiento de los tumores de próstata es la prostatectomía, que se trata de una retirada total o parcial de la próstata. En los hombres, la presencia de la incontinencia urinaria es frecuente después de este tratamiento, llegando a una incidencia que varía entre el 0,5% a 40% de los casos.

          Los músculos del suelo pélvico y los esfínteres sufren alteraciones en su funcionalidad en el periodo postoperatorio y, por esta razón, deben ser entrenados para su mejor recuperación.

          Actualmente, la fisioterapia de suelo pélvico es una alternativa terapéutica que debe ser considerada. El tratamiento fisioterapéutico incluye pautas de reeducación miccional y la disminución o eliminación de la cafeína y tabaco, el entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico, electroestimulación, biofeedback y/o la combinación de estos métodos; presentando buenos resultados cuanto más precoz sea el inicio de la rehabilitación, pudiendo ayudar en la recuperación, además de proporcionar una mejora en la calidad de vida y autoestima de los pacientes.